Domingo, 2019-May-26, 9:52 PM
Recomendación: Usar el navegador "Firefox" - Le saludamos Visitante |

Inicio
Registrarse
Entrada
Menú Principal

Novedades en TDLD

Estadística

Mensajes rápidos

Webs Referidas
  • Nota: Antes de visitar
  • S.C. Lanza Hiperbórea
  • Castillo de las Runas
  • Metapedia
  • M.N.C. Americano
  • Editorial Solar
  • Videos Walhalla
  • Verdad Ahora
  • Biblioteca Imperivm
  • El ministerio
  • Lobo Noble
  • Adrián Salbuchi

  • Noticias y opinión

    Baphomet
    Escrito por Levhitor





    Baphomet, el Gran Iniciador. Todos los iniciados en la magia, tanto magia blanca como magia negra, todos nosotros pasamos primero por Baphomet, el es quien nos da el patada inicial. No es coincidencia que en las misas negras se use el símbolo este, y que algunas sociedades secretas "cristianas” tambien usen el baphomet. Es un símbolo dual.

    La figura de Baphomet ha estado sujeta en repetidas ocasiones ha interpretaciones poco rigurosas. El fallecido Montague Summers, presunto experto en demonología y brujería, derivaba la palabra del término griego Baph Metis, bautismo de Luz. La ocultista Madeline Montalban, fundadora de la Orden de la Estrella de la Mañana, defendía la hipótesis de que el nombre se derivaba de la exótica palabra Bfmaat, que significaba "el Abridor de la Puerta”. Y el ocultista francés Eliphas Lévi aseguraba en sus obras que el secreto de tan misterioso nombre se descubría al invertir sus letras.


    Pero baphomet es mas que un símbolo. Baphomet es una entidad real. Algunos camaradas lo han visto en la iniciación, y/o han tenido experiencia personales con baphomet. Es una deidad igual o mas antigua que Enki y otros Dioses. Algunos lo llaman "el arquitecto universal”. Baphomet era adorado por una antigua civilización llamada ALBION quienes le llamaban " la diosa negra”.


    Baphomet no es ni luz ni oscuridad, si no que ambos a la vez. No es ni bueno ni malo, ya que el tiene una vision muy distinta a lo que la humanidad llaman el bien y el mal, recuerda que los Dioses están por encima del bien y el mal, son superiores, tienen un nivel más elevado de conciencia.


    El culto del macho cabrio tambien lo practicaban los primeros judios, pero de una forma mas sanguinaria, el llamado "chivo expiatorio”. Ellos, una vez al año, seleccionaban 2 chivos, uno negro y uno blanco. Uno era sacrificado para adorar a su dios carnivoro y el otro era enviado al desierto a morir para que con su muerte, murieran tambien los pecados del pueblo ese.




    "El macho cabrío lleva sobre la frente el signo del pentagrama, con la punta para arriba, lo que basta para considerarla como símbolo de luz; hace con ambas manos el signo del ocultismo y muestra en alto la lunablanca de Chesed y en bajo la luna negra de Geburah. Este signo representa el perfecto auerdo de la misericordia con la justicia. Uno de sus brazos es femenino y el otro masculino, como en el andrógino de Khunrath, atributos que hemos debido reunir con los de nuestro macho cabrío, puesto que es un solo y mismo símbolo. La antorcha de la inteligencia, que resplandece entre sus cuernos, es la luz mágica del equilibrio universal; es también la figura del alma por encima de la materia, aunque teniendo la cabeza misma, como la antorcha tiene la llama. La repugnante cabeza el animal representa el horror al pecado, cuyo agente natural, único responsable, es el que debe llevar por siempre la pena; porque el alma es impasible en su naturaleza, y no llega a sufrir más que cuando se materializa. El caduceo que tiene en vez de órgano generador representa la vida eterna; el vientre, cubierto de escamas, es el agua; el círculo, que está encima, es la atmósfera, las plumas, que vienen de seguida, son el emblema de lo volátil; luego la humanidad está representada por los dos senos y los brazos andróginos de esa esfinge de las ciencias ocultas".
    [Tomado de Dogma y Ritual de la Alta Magia por Eliphas Levi]

    Gnosis es conocimiento, luego tanto un aspecto como otro nos confiere la totalidad de la sabiduría que encierra su enigma. El aspecto positivo nos indica LVX hacia la que aspirar, el negativo la oscuridad gestativa por la emisión de LVX, como consecuencia NOX a asimilar, aprehender su poder y utilizarlo en nuestro avance.

    El ascenso de la energía interior, proporcionándonos la Sabiduría de las edades es, dentro del contexto gnóstico, el ascenso de Lucifer.

    Lucifer, la Estrella de la Mañana, el INICIADOR, se corresponde con la Piedra de los Filósofos, el Mercurio Primordial. El primer estadio de la Piedra nos la muestra todavía sin pulir, nuestra Obra consiste en tallarla, es decir, en rectificar la Piedra.


    La Energía poderosa del Lucifer Interior asciende, gloriosa, por los senderos de sabiduría del microcosmos del Iniciado, hasta que incide en la Gema Resplandeciente del interior del cráneo. Mediante un proceso de "advenimiento", la fulgurante energía espiritual de la Luz, penetra, como una espada de brillantez, en el interior del diamante bruto que, desde ese momento, resplandece en la frente del Iniciado, inundando con su LVX el mundo que le rodea.


    Ese proceso lleva a la creación de Universos Ideales de auto-conciencia, donde las líneas maestras de la Voluntad del Adepto han configurado un Universo Mágico de Conciencia-Voluntad, desde donde comienza a producir estructuras ideales en este mundo físico (Malkuth de Assiah), trayendo, como consecuencia, una transformación material y progresiva del mundo llamado real.


    Baphomet, en su aspecto más primario, es el Fuego Sexual primigenio, con toda su fuerza arrolladora y brutal. Considerado bajo esta forma, viene representado por el Macho Cabrío de Mendes, el Rey del Sabath, la materia prima de la Obra. Hace alusión al Chakra Manipura, donde se conjugan fuego y agua (corrupción y regeneración), siendo también un aspecto de La Luna (Luna Nueva y Luna Llena). Esta Serpiente, no es enemiga del hombre, sino la que trae Dioses de nuestra raza.


    Siendo Lucifer el Señor de la Iniciación nos comunicó el Autoconocimiento, por eso, bajo el punto de vista Gnóstico, Lucifer es el Portador de la Luz.


    En el Mandala - Baphomet dibujado por Eliphas Lèvi, podemos ver muy claramente todo esto. La antorcha entre los cuernos (portador de Luz) haciendo referencia a la Iniciación Gnóstica-Luciférica, el Solve-Coagula de la Obra alquímica, el ascenso del Mercurio (caduceo de Hermes). Su hermafroditismo alude por un lado a la unión de los opuestos (Magia Sexual) y a la ruptura de la dualidad, por otro lado a la consideración de Baphomet como representación de una auténtica Sicigia Gnóstica. Sus características, tanto foháticas como acuáticas, también apuntan en el mismo sentido. En resumen representa todos los aspectos de la Iniciación.

    En el aspecto oscuro (Saturno en Capricornio), Baphomet es la GNOSIS-LVX de la NOX. Bajo esta forma es asimilable a la entidad oscura y antigua del Inconsciente colectivo humano. En los Mitos de Cthulhu es Shub-Niggurath, la Gran Cabra Negra de Mil Crías que vaga, incansablemente, entre los intersticios de los universos. En psicología gnóstica transcendental, corresponde con las formidables energías caóticas del Id Transcendental y en la psicología de Jung con el Inconsciente Colectivo humano, reserva potentísima de poder y Conocimiento.

    Todas estas circunstancias hacen que veamos en la palabra BAPHOMET todo un cúmulo de enseñanza oculta que, en el fondo, es un libro sin palabras.

    Pero vayamos de nuevo a la extraña "Cabeza Baphomet". En todas las representaciones pictóricas que hemos hallado, se le representa como un macho cabrío, en el caso del dibujo de Lèvi de cuerpo hermafrodítico (unión de lo masculino y femenino) y, en la mayoría de los casos, sólo representado como una cabeza de cabra macho, aunque eso sí, conservando la antorcha luminosa entre los cuernos (los cuales a veces son representados extraordinariamente alargados, como indicando que tocan el cielo y, generalmente luminosos), viva representación del falo inundado en el Fuego Espiritual y Transmutatorio. Otro detalle que se conserva es el pentagrama enlazado en el centro de su frente o, en un caso, un ojo.

    La figura geométrica más lógicamente trazable sobre ese rostro es, sin duda, el pentagrama inverso, el cual queda equilibrado con el pequeño pentagrama luminoso que, algunas veces, se sitúa en el centro de su frente.

    Esta figura alude a la Luz del interior del hombre, la cual se abre paso entre las tinieblas de la ignorancia y la inconsciencia. Así dice el ritual del Neófito: "... La Voz de mi Alma secreta e inmortal me dijo: -déjame entrar en el Sendero de la Oscuridad, y por ventura que encontraré la Luz. Soy el único ser en un abismo de oscuridad, de un abismo de oscuridad salí antes de nacer, del silencio de un sueño primordial. Y la Voz de las Edades respondió a mi Alma: - Yo Soy Aquel que se formula en la oscuridad, la Luz que brilla en la oscuridad, aunque la oscuridad no la comprende..."

    Si dibujamos en su interior la imagen de Baphomet (Cabeza de Macho Cabrío) veremos como todas sus líneas y estructura general se adapta, curiosamente, a la figura de la Estrella del Nuevo Aeón.


    Baphomet es el Dios Oculto que se manifiesta en el interior del Hombre, y ahí debemos buscarle.


    Año 2012 - TDLD

    Membrecía de TDLD
    Click para obtener membrecía
    Para obtener la Membrecía de TDLD, haz click en la puerta y atrévete a entrar

    Login
    Ingreso:
    Contraseña:

    Búsqueda

    Últimos artículos

    Últimos libros

    Calendario
    «  Mayo 2019  »
    LuMaMiJuViSaDo
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031

    Escudo

    Tiene el toque de antigüedad y nobleza que hacen de este escudo algo muy original. La corona representa la realeza, el cuervo a Enki y en heráldica esta ave representa a un guardián, un protector y encima este cuervo sostiene una espada con la que va a proteger a los suyos. Los dos leones de Isis, en heráldica representan valor y esfuerzo de los caballeros que han ejecutado alguna atrevida empresa, valiéndose más de la astucia que de la fuerza. En este caso son dos leones rampantes y tenantes que sostienen el escudo cuartelado con los sigils de la Corona, o los símbolos de los seres de mayor jerarquía que poseemos, los Dioses. Al centro figura el símbolo del orígen de la sabiduría hiperbórea. El lambrequín está tirado para atrás y tiene una coloración distinta y polarizada (rojo y azul) y rematamos a esta obra con nuestro grito de guerra que dice: "La decisión de ser un dios es tuya".

    Escudo de guerra

    El Águila bicéfala representa el dominio de dos lugares, se remonta su uso a las culturas humanas mas antiguas, Sumeria representó con este símbolo el dominio de oriente y occidente. Luego, este símbolo fue tomado por las culturas que le sucedieron y se estandarizó su uso. Ahora nosotros los herederos de la corona, usamos este símbolo para representar nuestra presencia tanto en este plano como en el otro.