Domingo, 2019-May-26, 9:46 PM
Recomendación: Usar el navegador "Firefox" - Le saludamos Visitante |

Inicio
Registrarse
Entrada
Menú Principal

Novedades en TDLD

Estadística

Mensajes rápidos

Webs Referidas
  • Nota: Antes de visitar
  • S.C. Lanza Hiperbórea
  • Castillo de las Runas
  • Metapedia
  • M.N.C. Americano
  • Editorial Solar
  • Videos Walhalla
  • Verdad Ahora
  • Biblioteca Imperivm
  • El ministerio
  • Lobo Noble
  • Adrián Salbuchi

  • Noticias y opinión

    Introduciendo a la magia del caos
    Por Manuel Linares Martín de la O.N.D.
    (Aportado en el antiguo foro de S.E)




    Desde el punto de vista de la magia tradicional occidental, podríamos afirmar que la Magia del Caos no es un "sistema mágico". Ésta es en realidad una "Teoría". Pero también se la podría ver como un administrador de sistemas que permite al practicante tomar "prestado" material de otras fuentes o crearlo él mismo para reestructurar o construir un método totalmente personal teniendo acceso así a diferentes herramientas que nos permitirán lograr nuestro objetivo. ¿Cuál es ese objetivo?: el desarrollo personal y la participación en la evolución de nuestro entorno como punto de partida y causa de un cambio más universal.

    Personalmente, comparo esta Teoría con un sistema operativo, por ejemplo, Windows o Linux. Dichos Sistemas Operativos no son útiles para otra cosa que para administrar los programas y archivos que son instalados en ellos, en nuestro caso los paradigmas. Dichos programas, o programaciones son los que nos dan los resultados. El Metaparadigma, la Magia del Chaos, no fue quien produjo los resultados, pero hubiese sido muy difícil obtenerlos sin su ayuda, ya que fue ella, la metacreencia, quien nos dio fácil acceso al programa responsable de tales resultados. El ser humano necesita de ella para no perderse en los laberintos del caos.

    Después de haber dicho esto deberíamos destacar lo que Peter Carroll explicó: "Los Caóticos generalmente aceptan la meta-creencia de que la creencia es una herramienta para conseguir efectos, no un fin en sí misma”.

    Uno de los conceptos usados principalmente por los magos del caos es la Metacreencia. Que no es más que la idea de que la creencia es un estado de la mente y como cual, se puede manipular a voluntad. La manipulación de las creencias, puede alinear la realidad y modificarla a título individual y en algunos casos, también la realidad consensuada.

    Para el hechicero del caos, las creencias no son un fin sino un medio; una herramienta a través de la cual obtener resultados. Así, si una determinada meditación budista que implica un objetivo en particular es útil, el hechicero del caos tomará temporalmente tal creencia para abandonarla después. Si es un aspecto de la Cábala lo que le interesa, hará lo mismo con ella.

    Más allá de esto, debido a que el mago del caos ha de manejarse con el peligro de adoptar una creencia como algo firme y por lo tanto limitante para su desarrollo personal, habitualmente desarrolla paradigmas completamente absurdos. Según el autor Ray Sherwin, hay habitualmente dos posibilidades a la hora de llevar a cabo técnicas místicas y de búsqueda de cambio: o bien anular la no-creencia en un paradigma creyendo en él temporalmente, o bien utilizar paradigmas de un carácter tan absurdo que la mente no intente racionalizarlos.


    Año 2012 - TDLD

    Membrecía de TDLD
    Click para obtener membrecía
    Para obtener la Membrecía de TDLD, haz click en la puerta y atrévete a entrar

    Login
    Ingreso:
    Contraseña:

    Búsqueda

    Últimos artículos

    Últimos libros

    Calendario
    «  Mayo 2019  »
    LuMaMiJuViSaDo
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031

    Escudo

    Tiene el toque de antigüedad y nobleza que hacen de este escudo algo muy original. La corona representa la realeza, el cuervo a Enki y en heráldica esta ave representa a un guardián, un protector y encima este cuervo sostiene una espada con la que va a proteger a los suyos. Los dos leones de Isis, en heráldica representan valor y esfuerzo de los caballeros que han ejecutado alguna atrevida empresa, valiéndose más de la astucia que de la fuerza. En este caso son dos leones rampantes y tenantes que sostienen el escudo cuartelado con los sigils de la Corona, o los símbolos de los seres de mayor jerarquía que poseemos, los Dioses. Al centro figura el símbolo del orígen de la sabiduría hiperbórea. El lambrequín está tirado para atrás y tiene una coloración distinta y polarizada (rojo y azul) y rematamos a esta obra con nuestro grito de guerra que dice: "La decisión de ser un dios es tuya".

    Escudo de guerra

    El Águila bicéfala representa el dominio de dos lugares, se remonta su uso a las culturas humanas mas antiguas, Sumeria representó con este símbolo el dominio de oriente y occidente. Luego, este símbolo fue tomado por las culturas que le sucedieron y se estandarizó su uso. Ahora nosotros los herederos de la corona, usamos este símbolo para representar nuestra presencia tanto en este plano como en el otro.