Martes, 2019-Feb-19, 5:39 PM
Recomendación: Usar el navegador "Firefox" - Le saludamos Visitante |

Inicio
Registrarse
Entrada
Menú Principal

Novedades en TDLD

Estadística

Mensajes rápidos

Webs Referidas
  • Nota: Antes de visitar
  • S.C. Lanza Hiperbórea
  • Castillo de las Runas
  • Metapedia
  • M.N.C. Americano
  • Editorial Solar
  • Videos Walhalla
  • Verdad Ahora
  • Biblioteca Imperivm
  • El ministerio
  • Lobo Noble
  • Adrián Salbuchi

  • Noticias y opinión

    Inicio » Artículos » Historia, revisionismo y NWO

    Vigésimo Cuarto Protocolo de los Sabios de Zión


    "Ahora pasaré a explicar los medios de asegurar las raíces dinásticas del rey, sirviéndome para ello de los mismos principios de que se han valido hasta hoy nuestros Sabios en la dirección de los asuntos mundiales.

    Varios miembros de la raza de david prepararán a los reyes y sus herederos, escogiendo a estos últimos no según el derecho de sucesión normal, sino con arreglo a sus aptitudes eminentes; los iniciarán en los secretos recónditos de la política y en los planes del gobierno, a condición, por supuesto, de que nadie, fuera de ellos, conozca estos arcanos. El objeto de ese modo de obrar es conseguir que todos sepan que el gobierno no puede ser confiado a quienes no se hallan iniciados en los misterios de su arte.

    Solamente a esos elegidos se les enseñará la aplicación de los planes políticos, la sabiduría que ha proporcionado la experiencia de tantos siglos, el conjunto de observaciones sobre las leyes políticoeconómicas y sociales, en una palabra, todo el espíritu de esas leyes que la naturaleza misma ha establecido como inconmovibles para regular el trato de los hombres.

    Los herederos directos serán en caso necesario alejados del trono, si durante sus estudios dan muestras de ligereza, de debilidad o de otros defectos perniciosos para el ejercicio del poder y especialmente para el desempeño de la función real.

    Solamente los que se muestren hábiles para gobernar con firmaeza y sean inflexibles hasta la crueldad recibirán las riendas del poder de manos de nuestros Sabios.

    En caso de padecer una dolencia que cause debilitamiento de la voluntad, los monarcas deberán, según la ley, abdicar en favor de una persona que esté capacitada para reinar.

    Los proyectos del rey, sus planes inmediatos, y con mayor motivo aún los que tenga para lo futuro, deberán ser desconocidos aun de aquellos que ostenten el cargo de primeros consejeros.

    Solamente el soberano y sus tres monitores tendrán conocimiento de los planes para lo por venir. En la persona del rey, dueño de sí mismo y de la humanidad entera, gracias a una voluntad inalterable, creerán todos ver el destino con sus inescrutables designios.

    Como nadie sabrá lo que el monarca quiere conseguir por medio de sus órdenes, no habrá quien se atreva a interponerse en su camino.

    Será necesario naturalmente que la actuación del rey responda al plan de gobierno que se le haya confiado. Por eso no subirá al trono hasta que haya sido puesto a prueba por los Sabios de quienes hemos hablado.

    Con el fin de que el pueblo conozca y ame a su rey será preciso que éste se ponga en contacto con sus súbditos en las plazas públicas. Esto engendrará la unión necesaria de las fuerzas que hoy disociamos por el terror. Éste nos habrá sido indispensable durante algún tiempo para que esas fuerzas cayesen separadamente bajo nuestra influencia.

    El rey de los judíos no deberá estar dominado por las pasiones, particularmente por la de la voluptuosidad. Habrá de estar siempre por encima de sí mismo para que su inteligencia no se vea esclavizada por sus instintos animales. La sensualidad obra de modo muy nocivo sobre las facultades intelectuales y produce la obnubilación de la mente, de tal suerte que el pensamiento se endereza entonces hacia la parte más abyecta del ser humano.

    El pilar de la humanidad en la persona del soberano universal de la santa simiente de David deberá sacrificar en beneficio de su pueblo todos los gustos personales.

    Nuestro monarca habrá de ser de una irreprochabilidad ejemplar.”

    Firmado por los representantes de Sión del grado 33.

    Extracto del XXIV Protocolo de los Sabios de Sión y final de los mismos.

    Categoría: Historia, revisionismo y NWO | Ha añadido: Demian (2011-Jul-30)
    Visiones: 318 | Ranking: 5.0/2
    Total de comentarios: 0
    Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
    [ Registrarse | Entrada ]
    Año 2012 - TDLD

    Membrecía de TDLD
    Click para obtener membrecía
    Para obtener la Membrecía de TDLD, haz click en la puerta y atrévete a entrar

    Login
    Ingreso:
    Contraseña:

    Búsqueda

    Últimos artículos

    Últimos libros

    Escudo

    Tiene el toque de antigüedad y nobleza que hacen de este escudo algo muy original. La corona representa la realeza, el cuervo a Enki y en heráldica esta ave representa a un guardián, un protector y encima este cuervo sostiene una espada con la que va a proteger a los suyos. Los dos leones de Isis, en heráldica representan valor y esfuerzo de los caballeros que han ejecutado alguna atrevida empresa, valiéndose más de la astucia que de la fuerza. En este caso son dos leones rampantes y tenantes que sostienen el escudo cuartelado con los sigils de la Corona, o los símbolos de los seres de mayor jerarquía que poseemos, los Dioses. Al centro figura el símbolo del orígen de la sabiduría hiperbórea. El lambrequín está tirado para atrás y tiene una coloración distinta y polarizada (rojo y azul) y rematamos a esta obra con nuestro grito de guerra que dice: "La decisión de ser un dios es tuya".

    Escudo de guerra

    El Águila bicéfala representa el dominio de dos lugares, se remonta su uso a las culturas humanas mas antiguas, Sumeria representó con este símbolo el dominio de oriente y occidente. Luego, este símbolo fue tomado por las culturas que le sucedieron y se estandarizó su uso. Ahora nosotros los herederos de la corona, usamos este símbolo para representar nuestra presencia tanto en este plano como en el otro.