Martes, 2019-Feb-19, 6:03 PM
Recomendación: Usar el navegador "Firefox" - Le saludamos Visitante |

Inicio
Registrarse
Entrada
Menú Principal

Novedades en TDLD

Estadística

Mensajes rápidos

Webs Referidas
  • Nota: Antes de visitar
  • S.C. Lanza Hiperbórea
  • Castillo de las Runas
  • Metapedia
  • M.N.C. Americano
  • Editorial Solar
  • Videos Walhalla
  • Verdad Ahora
  • Biblioteca Imperivm
  • El ministerio
  • Lobo Noble
  • Adrián Salbuchi

  • Noticias y opinión

    Inicio » Artículos » Sistemas mágicos y/o iniciaticos

    Las Artes Marciales, la Guerra Espiritual y Yo
    Las Artes Marciales, la Guerra Espiritual y Yo

     


    Las artes marciales: Una pequeña revisión histórica

    Mucho se ha especulado de donde vienen las artes marciales, quien fue el que la creó y quien  las hizo proliferar por el mundo.  Les  puedo comentar un par de teorías o simplemente informarles de culturas que utilizaban de manera muy primigenia o básica este arte. Lo cierto es que éste,  jamás llegó a nosotros por un ser iluminado, bajando del cielo  o fue entregado por medio de  un libro mágico de recetas de defensas y ataques. Esas historias y leyendas se las dejaremos a los que tratan de explicar ciertos acontecimientos fundamentales de nuestra creación como seres que habitamos este planeta – y Todos ustedes saben a qué me refiero (La Santa Biblia).  Ningún maestro de esa época o en la actualidad tiene la potestad de atribuirse tal logro – sin lugar a dudas, ha sido una evolución de diferentes partes que se iniciaron en esta expresión por una necesidad frente a un elemento agresor, además de una premura interna por aflorar. Lo anterior quiere decir que fue nuestro interior Espíritu/Vril quien de alguna manera influyó  para que se desarrollara un lenguaje corporal que se ajustara a un cierto nivel de equilibrio interior con el exterior, cuerpo y medio ambiente.

    Importantes es destacar que las batallas, conflictos y guerras son tan antiguas como el hombre mismo. En lo más pretérito, existen unas figuras de aproximadamente 8.000 años de antigüedad donde existen pinturas rupestres exhibiendo a dos hombres luchando con sus puños (Cuevas de la Vieja en España),  en África hay jeroglíficos, en el antiguo Egipto (Templo de Beni Hasan), etc.  Este último denota bastante importancia ya que existen pinturas donde muestran secuencias  muy desarrolladas en tiras o series de combates cuerpo a cuerpo con técnicas de derribe, golpes y según lo que he podido ver; a la fecha se siguen ocupando. Alejandro Magno, BodhiDharma (Monje budista de la India), en la antigua Grecia, en la antigua Italia. En fin; existe una infinidad de elementos históricos que perfectamente podrían contenerse en un libro – No se asusten; no será la ocasión ya que según nuestros intereses mutuos tendrá otro objetivo este pequeño escrito.

     

    Desarrollo más conocido de las artes Marciales


    BodhiDharma, este Monje Budista, fue un noble experto en el desarrollo del cuerpo y  técnicas  guerreras. Emprendió un viaje, tal vez medio iluminado eso sí, con el propósito de llegar a la China vía Himalayas. A la fecha, se le considera uno de sus grandes logros ya que en esa época era casi imposible acceder a lugares tan recónditos, inexpugnables y peligrosos como atravesar por  los Himalayas. Unió la cultura Budista con la doctrina Shaolin en el año 527 después de ustedes saben quién (Después de Cristo).

    Él gran mérito de este hombre, es que le entregó a los Monjes del templo Shaolin lo que ellos carecían dentro de su doctrina de meditación. Unió lo que tenía él de la India, más lo rescatado de su travesía, y les entrego un mix de habilidades físicas, místicas  y mentales para que el desarrollo espiritual/físico fuera más efectivo. Determinó que el fin era la paz espiritual pero ocupándose del cuerpo y su defensa. De allí puede provenir el proverbio mente sana en cuerpo sano. Quién sabe, pero en resumen es muy práctico y verdadero. Como resultado final de su incursión, se determino que con los conocimientos adquiridos por los monjes, el cuerpo humano deliberadamente sería un instrumento más eficaz y diversificado que cualquier arma conocida hasta esa fecha. Estos ejercicios físicos coordinados con elementos de respiración y  meditación haría de un Monje un Súper-Monje llamado Monje Guerrero del Templo Shaolin.

     

    El Artista Marcial, la Violencia y la Paz


    Particularmente, me he encontrado con personas ajenas al arte marcial y tienen una apreciación bastante errónea de lo que es y cuál es su objetivo. – Se refrieren a que jamás practicarían algo tan violento, que con ciertos conocimientos podrían matar a alguien, me ponen nervioso, puedo salir terriblemente lastimado en una práctica, yo soy pacifico, etc.  Cada uno de esos comentarios son completamente absurdos y carecen de cualquier base digna de analizar. El arte marcial, busca esencialmente el equilibrio en uno mismo, su paz, su tranquilidad, la vacuidad del ser, el desapego  o aislamiento del Yo (muy interesante para los Gnósticos). Es una elevada disciplina y conciencia espiritual. Sin entrenar en profundizar este tema, para los orientales, la definición de Marcial, es completamente diferente a como la concebimos los occidentales. Siendo breve y práctico; para el oriente es netamente Paz.

    Los verdaderos practicantes de este camino, son gente pacífica en general, ya que en particular siempre encontraremos uno que otro caso. Son personas que evitan la confrontación, son los que ayudan a separar personas en conflicto físico, son los que viven la vida de una manera diferentemente organizada, metódica y con armonía. Me he encontrado en situaciones difíciles y he logrado el control, he acompañado a gente que por alguna razón le he tenido que recomendar o exigir su autocontrol. Es fácil el análisis, el hombre incompetente emocional siempre buscará descargar su ira a quien tenga al frente, al lado o atrás. Pero si debo comentarles que me he enfrentado ante situaciones difíciles y he podido defenderme haciendo de un combate, algo muy pero muy breve.

     

    Tipos de Artes Marciales

    Hay varios tipos de estilos, pero casi todas en la actualidad cuentan con un mismo  origen, aunque se cree que cada país o cultura ha desarrollado su propio mecanismo de auto-defensa y muchos se han perdido en el tiempo. Solo por enumerar unas pocas, teniendo entre tantas, están: El boxeo Griego, Lucha griega, Pankrase, Pa Kua, Kung Fu, Shaolin Ssu Chuan, Tai Chi Chuan, Wing Chun, Wushu, taekwondo, Tan Soo Do, Hapkido, Silat, Sambo, kali Filipino, Jeet Kune Do y  Kenpo Americano entre varias otras. Los estilos son tan variados como las religiones del planeta. Eso sí, haré una pequeña reflexión sobre los estilos. A diferencia de casi todos los practicantes y la mayoría de los maestros,  muchos de estos consagrados; defienden su estilo atacando al otro. Yo pienso que todas de alguna manera son perfectas en su propósito y cada una se puede complementar perfectamente de la otra. Porqué digo aquello.- la mayoría de los practicantes tienen vendas en los ojos, que solo hacen una defensa de su estilo como si fuera la máxima expresión de su arte marcial. Es cosa de conversar un rato con un artista marcial. Defenderá su estilo inclusive hasta la confrontación severa. Es cosa de leer foros virtuales; cada practicante de un estilo patea al otro. Yo llegué a una conclusión; estimados, en occidente esto es como la religión. Y yo me margino de todo aquello que no tiene sentido o propósito.

     

    Bruce Lee, un Guerrero Espiritual

    Bruce marcó un antes y un después en las artes marciales y su método inspirador continúa influyendo y maravillando a millones de personas. Pocos artistas saben la verdad acerca de Bruce. Nació en san Francisco California, con nombre femenino "Pequeña Fenix” para confundir a los espíritus que atormentaban al Padre de Bruce. En su infancia rápidamente su Padre lo introdujo en las artes marciales a cargo del Gran Maestro Yip Man en Hong Kong. El motivo era que Bruce tuviera ciertas herramientas para poder defenderse en algún momento de los enemigos espirituales cuando lo descubriesen, además de hacerlo fuerte, poderoso y rápido para enfrentarse a los hostiles humanos. Rápidamente se destacó, era impulsivo, de gran carácter y le fascinaba enfrentarse a bandas contrarias en peleas callejeras.

    Se trasladó a San Francisco a los dieciocho años para reclamar la nacionalidad americana, para huir de los adversarios que tenía en Hong Kong  y para escapar del gran espíritu que lo atormentaba. Allá empezó una vida de cero, sin dinero, sin conocer gente, entró a la universidad y estudió filosofía. Realizó escritos sobre Platón, Descartes, Sócrates entre varios. Gozaba de la lectura, sus prácticas marciales y realizó una  defensa para que el occidente conociera y practicara este maravilloso arte. Es más, tuvo que enfrentarse a una lucha a muerte contra el mejor exponente de la mafia china para poder enseñar  Wing Chun en América. Ganó y formó una escuela de artes marciales utilizando un nuevo concepto que cambió definitivamente las artes marciales. El Jeet Kune Do. ¿Qué es?, difícil respuesta, para mí es un factor liberador de vacuidad de la mente, donde el espíritu es que se debe liberar. – Personalmente he leído mucho acerca de Bruce, a veces confunde conceptos como alma y espíritu. Pero, lo importante es que pensaba que existía un algo de naturaleza increada.

    Desde muy joven, tanto como el Padre de Bruce, Bruce y posteriormente su hijo Brandon (aunque este último no se sabe con ciencia cierta) fueron atormentados por Samael. Bruce constantemente tenía luchas en otro plano y a veces en este con este adversario que muchos de los camaradas lo conocemos bastante bien. Tuvo que defender a su Hijo Brandon de Samael. Se le presentaba como un guerrero de armadura completamente de negro y con armas antiguas. Muchas personas fuera de esta comunidad o foro dirían que estoy loco. – Yo estoy tan loco como muchos de ustedes estimados camaradas. Esa fue la vida a grandes rasgos de un gran guerrero espiritual como Bruce Lee. Yo lo honro y valoro su legado marcial, además de que él tiene o tuvo el mismo enemigo con el cual me enfrento yo desde hace casi dos décadas.



    Yo, un Guerrero Espiritual


    Hace pocos días estuve de cumpleaños, y reflexioné un tanto sobre mi vida. Dentro de tanta cosa me alegré ya que me queda un año menos de vida en este lugar tan injusto y cruel. Haciendo una retrospección de eventos, también me entristecí ya que no he podido cumplir con mis objetivos y tareas espirituales. Puede que sea avanzado en cuanto a aspectos vitales como el honor, la voluntad, la lucha diaria, el no temor, el sentido de camaradería, justicia, la gran fuerza interna, el desafiar a nuestros enemigos espirituales, etc. Pero me falta la gran batalla final para recuperar a los míos y a mi propia libertad increada.

    Desde muy niño, me noté distinto, era hábil en casi todo e inclusive tengo recuerdos de haber desafiado a dios en un par de ocasiones (siempre me da risa cuando me acuerdo, por ejemplo, comía pasto o césped y miraba al cielo y le decía a dios que jamás podría tocarme o enfermarme por yo hacer estas cosas como el comer pasto). Tempranamente fui atormentado, en las noches dormía asustado y con terror. A veces ya bien grande, solicitaba a mis Padres dormir con ellos. A los trece años mi Padre me introdujo en las artes marciales. Él fue un gran practicante a fines de los sesenta y ahora con sus setenta y cinco años es practicante avanzado de Tai Chi Chuan. Mi Padre es un gran referente tal cual lo fue  Bruce Lee con su Padre. Siempre, y a diferencia de mi hermano, me enseñó de una manera distinta. Yo amaba las artes marciales, rápidamente me aventajé del resto, era como un vicio. En Kumites (combates organizados por instructores) siempre me hacían combatir con alumnos muchos más avanzados en cuanto a cinturones (grados de algunos estilos: aunque pienso al igual que Bruce que los cinturones son para sujetarse los pantalones). Me introdujo en otros deportes y todo lo hacía muy bien. - El colegio era otra cosa, era rebelde y no me gustaba que me dieran órdenes, mi Padre también tuvo que estar detrás de mí ayudándome. Además el me enseñó a meditar cuando era un niño. Mi Padre es como yo, solo que él aún no lo sabe. Sin duda alguna él presentía algo de mí; él me preparó para esta guerra.

    En mi adolescencia me pasaban cosas extrañas, frente a conocidos aparecería en frente de mí una silueta nubosa  y yo abrazaba a mi hermano mayor porque pensaba que si salía en la noche yo moriría; igualmente salía con mis amigos pasándola muy bien. Ya a los dieciocho o diecinueve años le hacía exorcismos a mi novia de esa época porque había sido capturada por Samael. Peleaba en las noches en otro plano con espadas, a mano limpia y volaba al hogar de mi novia. Ella nunca se recuperó, pero a la fecha después de casi dos décadas sigo teniendo contacto con ella de vez en cuando. Movía estrellas, desaparecía de un lugar, en las noches me atormentaban pero en otras noches aparecía un luz tan brillante invitándome a entrar. Samael me enfermaba y la luz me curaba.

    Haciendo una larga historia breve. Hoy,  a la fecha me falta mucho por hacer. Soy un guerrero que siempre se ha enfrentado solo estos temas espirituales (ahora en el foro he encontrado por parte de los camaradas mucha ayuda y contención). El enemigo tiene a mi novia de infancia, el enemigo tiene a mi hija casi recién nacida, el enemigo me regaló una enfermedad que no tiene cura y que me dejaría casi inmóvil de por vida y con un dolor insoportable, como le llamo yo, algo inhumano. – En su cara me río del enemigo, después de tantos intentos no es capaz de derrotarme.

    El año dos mil siete, caminando con ayuda artificial, me acerqué a una academia de artes marciales. Me entrevisté con el Maestro y le conté mi problema físico y le dije que si entraba a clases solo me movería un poco para sentir la energía de mis compañeros y la mía (chi, Ki, Kimé, etc.) que eso me haría extremadamente feliz. Todos mis cercanos pensaron que yo estaba loco. Lo hice, a los tres cuatro o cinco meses era como casi cualquier otro alumno, dando saltos patadas, voladoras, siendo rápido pero con mis militancias propias de mi problema. Como anécdota les puedo decir que en una oportunidad llegó una visita marcial al lugar donde yo practicaba, quedó tan impresionado de mi fuerza interna y mi técnica que le dijo a otros que me necesitaban para competencias; le explicaron cual era mi situación, y esta persona no lo podía creer. También hay gente que se ha burlado mucho de mí; ustedes saben que siempre hay de todo en la viña de Marduk. Muchos de mis cercanos han llorado por mí, por mi vida tormentosa, por mi enfermedad y por mi hija. – Yo no tengo tiempo para llorar.

     

    Recomendaciones finales

    Estimados Camaradas, nosotros estamos en una guerra espiritual, tenemos un linaje que debemos proteger y honrar. Las artes marciales son de gran ayuda para nosotros y nuestros hijos. El hijo necesita de este arte del oriente. Rápidamente los niños se disciplinan, mejoran sus capacidades motrices y de memoria (ya que deben aprender técnicas y formas), se cultivan de moral, justicia, control y autocontrol, gozan de buena salud, son superiores al resto sin que ellos lo hagan notar, se alejan de cualquier elemento que atente contra su salud (drogas, alcohol y todo ese tipo de flagelos). Y ciertamente cada logro en cuanto a movimientos, avances y fuerza interna; quedarán insertos en nuestra memoria espiritual y en la de nuestros hijos, para que en algún momento ya sea aquí o en otro plano, tengamos todas las herramientas de fortaleza  y de lucha para poder lograr nuestro gran cometido que es ganar la guerra al malvado regente de este planeta. Por último, las artes marciales no son para cualquiera; estas son para espíritus grandes y guerreros deseosos de incrementar habilidad, sabiduría  y poder. Si alguno de ustedes se interesa, y están complicados porque arte practicar o con cual maestro aprender. Yo les digo, no se preocupen porque el Maestro llega cuando el discípulo está preparado.

     

    ¿Quién soy yo?

    Yo soy Rodrigo, un guerrero espiritual y un artista marcial.

    Categoría: Sistemas mágicos y/o iniciaticos | Ha añadido: Rodrigo (2010-Sep-26)
    Visiones: 548 | Comentarios: 4 | Tags: yo, marciales, artes, Guerra, Espiritual | Ranking: 5.0/1
    Total de comentarios: 4
    0   Spam
    1 Hebi   (2011-Jun-28 3:37 PM)
    Genial, yo desde niño sentí que tenía que ser un guerrero. Mi vida ha estado llena de grandes coincidencias, enserio grandes. Creo que sin las artes marciales no hubiera recorrido todo este camino y haber llegado al templo de los dioses. Recuerdo ese día cuando sostube en mis manos esa revista con un artículo sobre los Ninja.

    0   Spam
    2 aracalacana   (2011-Jul-02 9:35 PM)
    EXCELENTE ARTICULO CAMARADA!! , YO ESTOY POR EMPEZAR MI CAMINO CON LAS ARTES MARCIALES , LA GNOSIS ME GUIA SALUDOS RODRIGO H&M

    0   Spam
    3 Tzien   (2011-Ago-18 12:26 PM)
    Muy buen articulo, no sabia aquellas cosas de bruce lee. Seria bueno nos recomendaras algun arte marcial que creas mas completo, efectivo, practico, y que en la filosofia propia del estilo sea fortalecedora el espiritu guerrero y no se vuelva un peso mas en el camino al origen. Digo esto por que estuve 4 años practicando un tipo de taekwondo donde entre con el espiritu y las ganas a full, y aunque fisicamente avance mucho, mi espiritu se fue marchitando seriamente cosa que a todos mis compañeros les fue pasando y que a muchos practicantes les ocurre quizás al llegar a un punto en que ya muy poco pueden recibir del maestro el cual sigue exigiendo lealtad incondicional por lo entregado, osea una pequeña forma de esclavitud... ademas de haber muchas artes marciales degeneradas entregadas al mero ámbito deportivo, o donde se han perdido los aspectos meditativos, de desarrollo del chi, ki. Te propongo a ti a todos los conocedores e interesados que habramos una sección en el foro dedicada a analizar distintos estilos con sus pro y contras, con las descripciones de todos sus ámbitos. Ejemplo de titulo en el tema "hoy: EL KUNG FU CHOY LEE FUT". ponemos toda la info, lo mas completa y practica posible, uno que otro video y abajo que se abra el debate. Así vamos conociendo lo mas acorde o afín a nuestros objetivos personales en el TDLD. Ayudando así a que los que recién se estén interesando y quieran comenzar a practicar tengan amplia visión sobre que elejir... (por cierto aun estoy en la búsqueda de algo que deje mas satisfecho mi espíritu)

    0   Spam
    4 juluz   (2012-Jun-24 7:36 PM)
    increible...una historia..como dicen dificil de creer pero q te hace ver mas aya...y deja una enseñanza....tengo un bebe de 3 años...me gustaba la idea de q practicara algun deporte...mas si este lo ayudara a ekilibrar...cuero mente y spiritu, pero admito q me daba algo de terror por q lo lastimaran(sobre proteccion)pero ya no me da miedo...y en cuantro pueda lo motivare a practicar cualkiera de esas disiplinas antiguas...gracias

    Solamente los usuarios registrados pueden añadir los comentarios.
    [ Registrarse | Entrada ]
    Año 2012 - TDLD

    Membrecía de TDLD
    Click para obtener membrecía
    Para obtener la Membrecía de TDLD, haz click en la puerta y atrévete a entrar

    Login
    Ingreso:
    Contraseña:

    Búsqueda

    Últimos artículos

    Últimos libros

    Escudo

    Tiene el toque de antigüedad y nobleza que hacen de este escudo algo muy original. La corona representa la realeza, el cuervo a Enki y en heráldica esta ave representa a un guardián, un protector y encima este cuervo sostiene una espada con la que va a proteger a los suyos. Los dos leones de Isis, en heráldica representan valor y esfuerzo de los caballeros que han ejecutado alguna atrevida empresa, valiéndose más de la astucia que de la fuerza. En este caso son dos leones rampantes y tenantes que sostienen el escudo cuartelado con los sigils de la Corona, o los símbolos de los seres de mayor jerarquía que poseemos, los Dioses. Al centro figura el símbolo del orígen de la sabiduría hiperbórea. El lambrequín está tirado para atrás y tiene una coloración distinta y polarizada (rojo y azul) y rematamos a esta obra con nuestro grito de guerra que dice: "La decisión de ser un dios es tuya".

    Escudo de guerra

    El Águila bicéfala representa el dominio de dos lugares, se remonta su uso a las culturas humanas mas antiguas, Sumeria representó con este símbolo el dominio de oriente y occidente. Luego, este símbolo fue tomado por las culturas que le sucedieron y se estandarizó su uso. Ahora nosotros los herederos de la corona, usamos este símbolo para representar nuestra presencia tanto en este plano como en el otro.